Qué es el estrés

enero 03, 2012  |   Artículos Temáticos,Biología del Estrés,Blog   |     |   0 Comment

El término estrés, procedente de la voz inglesa stress, se ha hecho totalmente común en su utilización en la vida diaria.

¿Pero realmente sabemos lo que significa?

Durante la época hipocrática, el concepto de salud era ya considerado como el equilibrio armónico de los elementos y cualidades de la vida; griegos y romanos hacen referencia a ”los poderes curativos de la naturaleza” como fuerzas extrínsecas a nuestro cuerpo, y capaces de curarnos pero también de enfermarnos.

Monumento a Hans Selye. Primer investigador del estrés.

La fuerza curativa que habita dentro de cada uno de nosotros es la mayor arma de la que disponemos para recuperarnos”, Hipócrates.

El Doctor Hans Selye ( 1907-1982 ), definió la fisiología del estrés en 1936, como un Síndrome General de Adaptación, en el cual existe un mecanismo estereotipado que se dispara ante cualquier situación estresante, involucrando un conjunto de reacciones inespecíficas que movilizan las reservas energéticas para hacer frente a los demandas externas; además concluyó que existen 3 fases en este proceso: ALARMA-RESISTENCIA-AGOTAMIENTO.

En sí mismo el estrés, desde los primeros homínidos hasta la aparición del homo sapiens, ha servido como mecanismo de autorregulación para su evolución y supervivencia de la especie, tanto para la lucha, la huída o la confrontación inmediata ante cualquier peligro existente, activándose, momentáneamente, una serie de mecanismos y de hormonas necesarios para actuar con la inmediatez que requiera la situación hasta el retorno a la normalidad, momento en el cual se normaliza todas las constantes en el organismo.

Sin embargo, el problema más común actualmente en el ser humano, es la activación continua de dicho eje hormonal, a pesar de la desaparición del peligro inicial, ante situaciones cuyas emociones y pensamientos que los acompañan son desproporcionados con respecto al peligro real que representan; lo que provoca un permanente estado de estrés, de vigilancia, sin fases de relajación ni de reposo, y con la consiguiente segregación crónica de ciertas hormonas y toxinas secundarias, causantes de una serie de trastornos tanto físicos, químicos y emocionales.

Selye pudo demostrar en laboratorio, las consecuencias nefastas del estrés sobre el organismo, sometiendo a ratas a una serie de experimentos, como por ejemplo el aumento artificial de su temperatura corporal y constató una serie de alteraciones tales como la disminución de la actividad del timo y los ganglios linfáticos, hipertrofia de las glándulas suprarrenales, úlceras gastrointestinales…

Claude Bernard en una lección de medicina.

Dichos experimentos le llevaron a demostrar, hacia 1950, que los factores estresores no sólo eran de origen mental o emocional, sino también de origen químico, como sustancias tóxicas, cualquiera fuera su origen, de origen ambiental como frío o calor, de origen infeccioso, traumatismos, hemorragias…

“Todo mecanismo vital, cualquiera sea su variedad, sólo tiene un objetivo, la preservación de la constancia de las condiciones vitales del medio interno”, Claude Bernard(1857).

Selye además de profesor y científico, fue autor de numerosos libros y artículos, y fue condecorado por Universidades de todo el mundo por sus descubrimientos en torno a este tema.