Fases y síntomas del estrés

marzo 02, 2012  |   Artículos Temáticos,Biología del Estrés,Blog   |     |   0 Comment

¿QUÉ SUCEDE EN NUESTRO ORGANISMO CUANDO HAY ESTRÉS?

Cuando nuestro organismo entra en un estado de estrés se produce una serie de reacciones principalmente a nivel del Sist. Nervioso y Sist. Endocrino.

En la biología del estrés, se suceden 3 etapas fundamentales y para comprender la complejidad de las reacciones que se producirá, veamos el siguiente gráfico:

En la fase 1 o Alarma, el sist.nervioso Ortosimpático, a través de la sustancia reticular, se encarga de activar el organismo y de generar reacciones catabólicas (de gasto de energía ) es decir, de prepararnos físicamente para cualquier reacción de “ataque” o de “huída” ante cualquier peligro inminente o situación que interpretamos como conflictiva. Como consecuencia, se producirán las siguientes manifestaciones orgánicas:

  • Un aumento de la frecuencia cardíaca y de la circulación periférica (para que llegue más sangre a los músculos ).
  • Un aumento de la resistencia vascular (para evitar hemorragias ).
  • Un aumento de la frecuencia respiratoria (para que llegue más oxígeno a los músculos ).
  • Una modificación en el metabolismo de los lípidos, es decir producción de glucosa en el hígado a través de las grasas (gluconeogénesis ), para disponer rápidamente de energía.
  • Una dilatación de las pupilas y piloerección.
  • Un aumento de la temperatura corporal.
  • Un aumento de la tensión arterial.
  • Un aumento de la vigilancia.
  • Vasoconstricción digestiva, diarreas( problemas digestivos agudos ).
  • Angustia e hipersensibilidad.

Durante toda esta fase se encuentra activada la médula suprarrenal, la cual libera catecolaminas, fundamentalmente adrenalina (por vía sanguínea) pero también dopamina y noradrenalina( por vía nerviosa), hasta la vuelta a la normalidad, momento en el cual la tasa de liberación hormonal se normaliza.

Durante la fase 2 o de Resistencia, a causa de la permanencia prolongada del peligro o de la situación estresante percibida por el individuo como un conflicto, se producirá una activación del eje hipotálamo-hipofisario, el cual a través de la ACTH, activa así la corteza suprarrenal, que libera un grupo de hormonas llamadas glucocorticoides( cortisol, cortisona, corticoesterona…), los cuales ejercen un profundo control del metabolismo de la glucosa.

En esta fase también juega un papel importante la aldosterona( mineralocorticoide ), la cual se encarga de regular la cantidad de sodio presente en el medio interno; en la fase de alarma su presencia es muy baja, por tanto habrá mucha presencia de sodio en la orina, sin embargo en la fase de resistencia, su presencia aumenta por lo que se producirá una retención de sodio a nivel extracelular.

En esta fase, vamos a en encontrar la verdadera problemática del estrés, ya que si se prolonga mucho en el tiempo y el organismo no se adapta correctamente, estos glucocorticoides puede producir un exceso de radicales libres que ataquen a las membranas cerebrales y pueden inducir distintas alteraciones orgánicas de consecuencias nefastas:

  • Hiperglucemias (a partir de alimentos no lipídicos ).
  • Depresión del sistema inmune.
  • Ansiedad, agresividad.
  • Insomnio.
  • Hipertensión Arterial.
  • Dolores articulares y musculares (por acumulación de sustancias de desecho ).
  • Alteraciones digestivas crónicas (colitis, úlceras ).
  • Disminución de la concentración….

N-B: Importante!! Destacar el uso indiscriminado que se hace de la cortisona para reducir las inflamaciones o para tratar el dolor. Un exceso de cortisona en el organismo puede llegar a afectar a las células del sistema límbico y del hipocampo (memoria ) y disminuir los niveles de serotonina en el organismo.

Finalmente, en la fase 3 o de Agotamiento, a causa de la elevada tasa de cortisona y de sus efectos en sangre, el organismo hace un último intento para intentar alcanzar el equilibrio o homeostásis, y es activando el sistema parasimpático, el cual a través de reacciones anabólicas, intentará reconstruir y acumular la energía perdida; también actuará la hipófisis, la cual producirá hormona del crecimiento que generará una multiplicación celular, produciéndose así ciertas proteínas cuya última misión será reconstruir o eliminar las células dañadas por los radicales libres.

Sin embargo si esta activación de la fase de alarma sigue siendo contínua como en la fase anterior, se llega a una fase irremediable de fatiga, en la que encontraremos los siguientes síntomas:

  • Insuficiencia pancreática.
  • Hipotiroidismo y problemas hormonales debido a la correlación de todas las hormonas.
  • Hipoglucemias y Diabetes.
  • Déficit inmunitario.
  • Reacciones vagales( náuseas, mareos, alteraciones en la frecuencia cardíaca ).
  • Aumento de peso y del colesterol
  • Pasividad, cansancio y falta de iniciativa( Fatiga Crónica ).
  • Alteraciones digestivas.
  • Artritis y dolores crónicos.
  • Apatía, frigidez, falta de apetito sexual.
  • Alergias y problemas de piel.

Existen 4 indicios para saber si una persona se encuentra en fase de agotamiento:

  1. Reflejo de pupila paradójico (lo normal es que al cercar un foco de luz, se produce una vasoconstricción inmediata que normalmente dura unos 30 segundos, sin embargo, en este caso, la pupila fluctúa, reacciona con vasoconstricción inicial que dura 10 segundos o vasodilata directamente ).
  2. Edema en extremidades sin fóvea( se trata de agua intracelular para compensar el desequilibrio de iones por exceso de potasio intracelular y carencia de sodio extracelular; en este caso la aldosterona no puede compensar la pérdida casi total de sodio en el organismo ).
  3. Deshidratación ( el individuo tiene frecuentes deseos de beber; su lengua es muy áspera y seca ).
  4. Micciones muy frecuentes (de 15 a 20 veces diarias, con la consiguiente pérdida de electrolitos ).